lunes, 11 de octubre de 2010

Una historia corta.!!

Bueno espero que les guste se me acaba de ocurrir.!!


Todo comenzó cuando tenía 12 años e iba ingresar al colegio. Me hice amiga de una chica que era mayor tres años, que resultó ser mi vecina. Los días pasaron y sentí una gran amistad. Quien pensaría lo que iba a pasar. Un día la subí a ver para ir hacer deporte cuando salió un chico todo presumido y a la vista odioso.


De plano me cayó mal, no le presté atención. Al siguiente día subí nuevamente y él nos acompañó. El era mayor ocho años.

Ese joven al conocerlo bien no era como pensaba, era un niño y además muy bondadoso. Lo admire mucho y me enamore de él.

Cuando tenía 13 fuimos enamorados. Lo quería mucho, siempre me inspiraba a estudiar mucho y no sé que sería, pero cuando el llegaba sentía una corazonada y corría al teléfono y era él.

Mi familia se opuso por su edad, pero nos mirábamos a escondidas y aunque a veces me pegaban y me hacían la vida miserable nunca me aparté de su lado ya que por estar con él no me importaba

Así pasamos 5 años felices. Siempre me respetó.


Cuando cumplí los 19 tuve mi primera experiencia al igual que él.



Al poco tiempo le dieron el pase y se puso a estudiar. Me dolió mucho cuando me traiciono y decidí separarme. A veces lo llamaba y solo escuchar su voz me alegraba el alma.




Un día me pidió que conversáramos, lo hice, me dijo que el día más importante en su vida no estuve con el por una tonta pelea y mi tonto orgullo y que esa persona lo acompañó y algo pasó en su corazón. Tal vez fue mi culpa por no ir a su grado y por estar conmigo se quedo solo y yo nunca llegue por aquella pelea tonta que no pensé que terminara en traición y enamorándose de otra.



Algunos mese pasaron y supe que se casaría con ella, le deseé buena suerte y esperaba que nadie le hiciera pagar lo que me hizo.

 Pasaron unos meses y me llamó me contó que ella lo traiciono y que estaba mal.



Como amigos salimos, el quiso regresar conmigo y acepté, claro, después de unos meses. pero en mi inconsciente le hice pagar todo lo que me hizo sufrir, aunque yo no quería porque lo amaba aun más que nunca, pero decidí sepárame de él porque le hacía daño. Dejamos de vernos porque le dieron nuevamente el pase.

Nunca perdimos comunicacion, siempre está ahí para cuando lo necesitaba y yo igual, le conté que me casé para ver su reacción. Él, triste, me felicitó pero yo quería que su reacción fuera diferente. Quería ver si luchaba por nuestro amor.

Unos meses después sentí una ansiedad de llamarlo y supe ahí que se caso por asumir su responsabilidad. Me puse triste y feliz a la vez, pero nuestra amista seguía a pesar de todo.

La comunicación no moría y me contó que su esposa tenía mucha curiosidad de conocerme porque sentía muchos celos de que sintiera amor por mi y más aun que nos llamáramos siempre, respetando nuestras vidas.

Lo más curioso era que nos seguíamos amando por igual, ya que lo demostrábamos pero nunca lo decíamos.

Ahora que tengo 25 años me doy cuenta que eso que comenzó como una ilusión de una niña resultó ser amor puro y bueno.



Él me protegía, me ayudaba, ambos lo hacíamos.
Ahora que ya no me llama, me hace falta verlo, escucharlo, que me alegre la vida con su payasadas, pero no lo podrá hacer más, sólo en mis sueños me cuidará y me alegrara, escuchara mis problemas y me aconsejara.

Creo que la verdad en esta vida solo se ama una vez cuando encuentras la persona indicada, tú media naranja.


pasaron unos meses y lo llame a decirle un feliz día y que se cuidara mucho. Nunca le dije que lo amaba, que era el amor de mi vida, pero ganas no me faltaron.


El me respondió que si en esta vida no pudo ser en la otra no me perdería y que si alguno de los dos tardáramos en llegar que me esperaría, que no demorase y cuando me despedía susurro “Te amo. Siempre lo hice y no lo dejare de hacer jamás”.


Sentía una ansiedad, una tristeza, un dolor que no sabía qué era. Llame a toda mi familia y todos estaban bien, lo llamé pero no respondió porque tenía una competencia a las 10 a.m. por día del ejército así que espere para llamarlo en la tarde.


De eso paso una semana y no respondía su celular y extraño que no me llamara. Cuando recibí una llamada de su amigo que me conocía desde hace años me dijo que él había muerto, no le creí. Era una pésima broma, entré en la página de Internet y mis lagrimas rodaron cuando vi su nombre y un articulo que decía “Sargento muere de un infarto al corazón en el Km. 11/30”.

 Su muerte fue instantáneo su fallecimiento fue al 11/45 y aun más me dolió cuando decía que le habían hecho la autopsia. Me lo despedazaron y el nunca quiso eso. Lo enterraron lejos por su esposa ya que ella vivía allá. Ahora que no está me duele y lo veo en mis sueños.


Hasta ahora pienso que él no está muerto y cuando lo hago le pregunto por qué te fuiste, saben a ese hombre lo amé, lo amo y lo amare para siempre.

Nunca dejes pasar o decir lo que sientes, porque después puede ser muy tarde.

2 comentarios:

Amancay dijo...

Hola!
:( que triste, esta historia es veridica? te ocurrrió a ti?
por favor cuentame :)
besos

fashion Girl dijo...

no, para nada no me ocurrrio.!! pero estaba escuchando una musiky se me encontraron muchos sentimientos y se me ocurrio escribir eso...